Niño Preescolar

Desarrollo Evolutivo del niño de 2 a 5 años

El desarrollo evolutivo del niño inicia con su nacimiento. La parte más considerable y a tomar en cuenta es hasta los 7 años. Este es un período de gran significación en la formación de todo ser humano, ya que en este se estructuran las bases fundamentales físicas y psicológicas de la personalidad, las cuales más adelante se consolidarán y perfeccionarán.De acuerdo al famoso estudio Piaget, el desarrollo evolutivo del ser humano esta formado por una serie de etapas, caracterizadas por determinados rasgos y capacidades, en las cuales cada una incluye a las anteriores.
Las etapas que determinan el desarrollo evolutivo son las siguientes:
   a) Período sensoriomotor (0 a 2 años).
   b) Período preoperacional (2 a7 años).
   c) Período de las operaciones concretas (7-11).
   d) Período de operaciones formales (11-15).
Los padres deben estar atentos a las actitudes de sus pequeños, porque cualquier acción fuera de los parámetros establecidos puede ser una señal de alarma de la capacidad de evolución motriz de su hijo, con relación al desarrollo evolutivo general.
 Los niños en edades de 2 a 7 años poseen una considerable cantidad de conocimientos y estrategias informales que les capacitan para enfrentarse con éxito a diversas situaciones que su pequeño mundo les presenta.
En la etapa que abarca de 1 a 3 años comienza a formarse  el vínculo con las personas. En este caso, con sus padres y hermanos más que con cualquier otra persona de su entorno. El niño no necesita ver a sus padres para pensar en ellos, los recuerda y los tiene presente a lo largo de todo su día. No tiene conciencia plena de lo que son las horas, ni el tiempo en general, por lo que la tardanza en la alimentación puede ser enorme, así como el estar alejado de sus progenitores por varias horas le puede ocasionar mucha angustia.
Su lenguaje se va desarrollando poco a poco y, aunque no puede expresarse correctamente, entiende todo lo que se le dice. Es común que en estas edades,  no exprese las cosas con palabras sino que lo haga con gestos, señalando lo que quiere.
En estas edades puedes esperar que tu hijo:
• Obedezca el 50% de las órdenes que le des.
• Puede decir "por favor" y "gracias" cuando se le recuerda.
• Puede ayudar a sus padres en tareas domésticas, como recoger sus juguetes.
• Elige las cosas que desea por si solo.
• Combina dos palabras para expresar pertenencia (leche mía).
• Puede responder a las preguntas como: ¿dónde?, ¿qué es esto?, ¿quién?, entre otras.
• Encuentra la parte delantera de la ropa.
• Agrupa de 3 colores.
• Nombra objetos que hacen sonidos.
• Patea una pelota grande fija.
De tres a siete años los niños ya están preparados para resistir con más madurez las separaciones de sus padres. Entienden que diariamente pasan por el mismo proceso y que en la noche vuelven a encontrarse. A partir de aquí los pequeños comienzan a dominar el lenguaje por lo que les resulta mucho más fácil comunicarse.
En estas edades puedes esperar que tu hijo:
• Canta y baila al escuchar música.
• Saluda a adultos desconocidos, sin que se le recuerde.
• Espera su turno.
• Obedece al adulto en el 75% de los casos.
• Separa objetos por categorías.
• Dibuja un cuadrado imitando al adulto.
• Nombra 3 colores o formas geométricas
• Contribuye a la conversación de los adultos.
• Se comporta en público de manera socialmente aceptable.
• coopera con 4 o 5 niños sin supervisión constante.
• Emplea el futuro al hablar.
• Emplea oraciones compuestas.
• Emplea el condicional (sería, haría...) al hablar.
• Emplea las palabras "hermana, abuelitos, etc.".
• Relata un cuento conocido sin ayuda de ilustraciones.
• Se lava las manos y la cara.

• Retira sus platos y cubiertos de la mesa.
• Se peina o cepilla el cabello largo.
• Se ata los cordones de los zapatos.
• Nombra 8 colores.
• Construye una pirámide de 10 bloques imitando al adulto.
• Nombra la primera, la del medio y la última posición.
• Atornilla objetos con rosca.
• Pedalea un triciclo y da vuelta a una esquina.
• Recorta y pega formas simples.